Tamaños de colchones, ¿cuál comprar?

Los especialistas en la venta de colchones saben que entre los errores más comunes que tienen sus clientes al elegir un colchón es comprar uno que no sea lo suficientemente cómodo y que se ajuste a su biotipo, además del mejor tamaño de acuerdo a su complexión y situación personal.

Y todo comienza desde la cuna…

Esto es, que existen colchones especiales para las cunas, por lo que es importante buscar el más adecuado para ese pequeño ser que estará muchas horas dormido.

De ahí pasamos al colchón individual, que generalmente funciona muy bien para un niño, hasta para una persona adulta de corpulencia y talla promedio.

En este punto, no es nada recomendable que un par de niños, por muy pequeños o delgados que sean, compartan un colchón de este tamaño, ya que requieren de espacio para moverse durante la noche.

Este tamaño en particular es el que se usa para las camas que funcionan como literas o para tener dos camas en una misma habitación, que es lo ideal para el descanso de los niños, adolescentes o personas que no comparten el lecho.

Del individual pasamos al colchón matrimonial, éste ha sido el colchón tradicional para las parejas, principalmente durante el siglo XX y que cabía perfectamente en cualquier habitación.

Hoy en día, a menos que el espacio de la habitación no lo permita, las parejas suelen usar tamaños de colchones más grandes. Principalmente para dar paso a la comodidad de disfrutar de más espacio.

Después del tamaño matrimonial, los tamaños de colchones que se han popularizado para las parejas son el Queen y King Size.

El colchón Queen Size ofrece mayor comodidad, especialmente para las parejas.

En cuanto al colchón King Size, es como tener dos colchones individuales juntos, logrando un mismo espacio.

Este es el tamaño que suele ser el más deseado para las parejas, ya que les permite un mayor espacio de movimiento y en particular si tienen niños pequeños en casa o mascotas, son bienvenidos a pasar un rato a visitar a los padres o dueños sin sentir la reducción de espacio.

Sin embargo, el tamaño de estos colchones puede ser una gran molestia o inconveniente, ya que son demasiado voluminosos para moverse a través de los pasillos, puertas y escaleras.

Además, existen habitaciones que sencillamente no ofrecen el espacio adecuado para que quepa el colchón y puedas caminar libremente por la habitación.

Pues bien, estas son las variantes más conocidas dentro de la industria de los colchones aquí en México, por lo que una vez dicho lo anterior, lo que es recomendable hacer ante la inminente compra de un colchón nuevo es hacer dos cosas importantes:

Primero, es medir el espacio donde será colocado el nuevo colchón para tener las medidas correctas y evitar cualquier tipo de error y desastre posterior.

Segundo es buscar “el colchón” que se adecue a tu biotipo y al de tu pareja si ambos dormirán en él.

La idea es que este nuevo colchón no solo quepa en tu espacio, sino que realmente te brinde el confort para tener noches de descanso y puedas despertar con ánimos para comenzar tu día.

Las tiendas de colchones generalmente cuentan con un show room, así que haz uso de él, lee con cuidado las etiquetas y los materiales con los que está hecho y realiza todas las preguntas necesarias, hasta que te encuentres convencido de que efectivamente es “el colchón correcto”.

Recuerda que pasamos una tercer parte de nuestra vida durmiendo y el descanso nos brinda salud, así que no tomes a la ligera la decisión de comprarte un colchón a la medida de tus necesidades.